COLEF Castilla y León insta a profesionalizar las pruebas físicas de las oposiciones a Agente de Policía Local en nuestra Comunidad Autónoma.

 

León, 18 de enero de 2018 

Son numerosas las convocatorias públicas de las entidades locales de Castilla y León aprobando las bases para la provisión en propiedad de plazas de Agentes de Policía Local reguladas mediante Orden FYM/871/2015, de 7 de octubre, por la que se aprueba el modelo de bases para las mencionadas convocatorias.

En dicha Orden, se establece que la fase de oposición constará de varias pruebas y un reconocimiento médico, ambos de carácter eliminatorio. Entre ellas, las pruebas físicas tendrán como objetivo comprobar las condiciones de equilibrio, velocidad, resistencia y coordinación, cuya comprobación no está estipulada que sea personal técnico cualificado, como sí es preciso en las pruebas de aptitud psíquica y en el reconocimiento médico.

Las pruebas físicas de este tipo de convocatorias resultan ser, por tanto, una evaluación de la condición física de los opositores para obtener información de si están debidamente preparados físicamente, ya que el puesto de trabajo así lo requiere. Por ello, los profesionales que supervisen esta evaluación deben estar capacitados como evaluadores de condición física para garantizar la calidad del servicio en cuanto a salud y seguridad de las personas que se presentan a las pruebas.

Esta circunstancia viene también recogida en la actual Ley 2/2003, de 28 de marzo, del Deporte de Castilla y León en la que se exige personal cualificado para los servicios profesionales de carácter técnico deportivo. Además, también se exige que se informe a los ciudadanos de la titulación de los profesionales que desarrollen su labor en las instalaciones deportivas donde se realicen esos servicios.

Por otro lado, las Entidades Locales convocantes, según la actual regulación estatal sobre contratación pública de servicios, deberán acreditar la solvencia técnica y profesional en la contratación aportando los títulos académicos y profesionales de los ejecutores del contrato.

En la actualidad, algunos Ayuntamientos como Burgos, Benavente y Miranda de Ebro lo consideran fundamental para asegurar un proceso sin reclamaciones. Por otro lado, ya son dos Comunidades Autónomas (Islas Canarias y Madrid) que lo tienen regulado para que sean exclusivamente titulados universitarios quienes lleven a cabo estas pruebas físicas.

En conclusión, COLEF Castilla y León manifiesta que es necesario cumplir con las exigencias establecidas en la ley para garantizar un adecuado funcionamiento de las convocatorias para el acceso a Agente de Policía Local y se propone como interlocutora con la administración pública para resolver cualquier duda sobre profesionalización de los servicios técnico-deportivos.

 

Descarga el comunicado.